Nosotros


Zo Mummade es una empresa que produce localmente ropa de guardería de diseño y calidad.

Sabemos lo importante que es la comodidad y el bienestar de tu pequeño. Por eso, hemos puesto especial cuidado en todos y cada uno de los detalles de nuestras prendas.

Hemos pensado estos packs para que el primer día de guardería no tengas que preocuparte de nada y puedas disfrutar de este pequeño gran paso sabiendo que los asuntos prácticos están resueltos hasta el ultimo detalle.

Todas las piezas están realizadas en algodón 100% que es más ligero, transpirable y cómodo que otras telas más rígidas y sintéticas como el poliéster.

Están pensadas para darles autonomía en su día a día. Hemos evitado incómodas costuras y botones para que sean fáciles de poner y quitar y poco a poco lo puedan ir haciendo ellos solitos.

Las hemos usado, manchado y lavado una y otra vez y podemos garantizarte que han superado todas las jornadas de los niños más intrépidos.

Otro factor muy importante para nosotros es la producción. Todas las telas y su manufactura han sido realizadas por empresas y talleres locales, pagando un precio justo y controlando la producción en todo momento.

Lo hemos hecho todo pensando en el bienestar de los niños. De tus hijos. De los nuestros. Así que puedes estar segura que detrás de todo el proceso solo hay una búsqueda de la mejor calidad en materiales, diseños, fabricación y confort.

Bring the elephant home

En Zo todo lo que hacemos tiene un por qué. Por eso, nuestro logo tiene mucho más que un significado. Zo, en Japonés, significa elefante y así que decidimos hacer algo con ello. Encontramos la organización Bring the elephant home, que se dedica a salvar elefantes en Tailandia y prevenir su extinción, así como a replantar árboles para recuperar su ecosistema. Así que decidimos colaborar con ellos. Hemos adoptado a la pequeña Dok Mai, una preciosa elefanta nacida en abril de 2013, al mismo tiempo que empezamos a crear Zo. Vamos a seguir colaborando activamente con esta noble causa y crecer junto a la pequeña Dok Mai.